En el Arte no suele existir  parangón en cuanto te encuentras con un Artista de la categoría de Pedro Cano, que con una obra muy interesante y exclusiva, con la  se proyecta con toda garantía en el panorama Nacional e Internacional.

Su trayectoria Artística está plagada de grandes reconocimientos, sus innumerables exposiciones tanto en espacios públicos como privados ha hecho posible esos reconocimientos.

 La conmoción que representó para él, el hecho que mujeres, niños y hombres, se presentara ante la opinión pública desterrados, sufriendo un fragante desamparo de la Humanidad, que le llegó a marcar para siempre, tomando esas escenas como referencia, empezó a tratar las figuras humanas, como algo aleatorio a esos momentos y circunstancias.   De aquí surgió la idea que le da a esas figuras que divagan por la vida en la búsqueda de una estabilidad, por ello sus obras son contundentes teniendo por objetivo dar la voz de alarma de la situación  que ciertos momentos se encuentra el ser humano, utilizando en ello el factor psicológico donde el ciudadano entra a pasar por un ser invisible.

Viéndose  obligado a vivir  solo con su circunstancia, dándoles así una mayor connotación al individualismo, con el que pretende este Artista  mover conciencias.

Partiendo de una obra cuyo esquema está basado en el estilo Figurativo, eso sí con un concepto creativo muy personal, hasta cierto punto sus figuras humanas están expuestas a los vaivenes interpretativos según criterios de cada uno. 

 Hasta aquí la parte básica de lo que representa las razones teóricas en la que está fundamentada su obra de Arte, pero debemos tener en cuenta todo aquello que trasciende en el valor práctico del contenido de su obra.

La técnica es un proceso que tiene la máxima relevancia  en cada una de sus obras, donde el Dibujo interfiere con la pretensión de resaltar en gran medida  los movimientos y las perspectivas, donde el color es un esmero acompañante para darle un toque discreto, con el que trata de no violentar ni tensar dichas imágenes, por ello se ha decidido por emplear colores tenues  muy difuminado dentro de la gama de tono pastel, buscando con todo ello que sus personajes se mantengan en un plano de insinuación.

Lo más relevante de este trabajo es que el Artista pretende llevarnos a esos espacios de reflexión, tan necesarios en los momentos que se vive en el Arte

CALDERÓN de JESÚS: Critico de ART.

Por CIBELESTV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.